Publicado el Deja un comentario

Barbacoas en Terramar

Viene el buen tiempo, apetece salir a la calle y disfrutar de las primeras caricias del sol. Es momento de desempolvar los accesorios de la barbacoa o la parrilla y tenerlo todo listo para recibir a los amigos y a la familia.

Y si no tienes una, seguramente estés valorando hacer esta pequeña inversión que amortizarás rápidamente con tantos días de clima agradable que nos regala la Costa Blanca.

Lo primero que debes saber es si te decides por una barbacoa o una parrilla.

Diferencias entre parrilla y barbacoa

Básicamente la diferencia consiste en la tapa. Las parrillas no tiene tapa y las barbacoas sí la tienen, de modo que la cocción se puede parecer a la de un horno una vez que se pone la tapa, y a una parrilla si se deja destapada.
Esta pequeña diferencia afecta también a otras cuestiones como la seguridad. Tener el fuego tapado siempre es más seguro, sobre todo si hay niños en casa. Otra cuestión a considerar es el humo, más incontrolable en una fuente de calor destapada.

Hay diferentes tipos de parrillas y barbacoas en función de los materiales utilizados en su construcción.

Tipos de barbacoas

Las hay de interior y de exterior, y podrás encontrarlas de muchos tamaños. Lo mismo sucede con las parrillas. Así es que existe un modelo para diferentes tipos de viviendas. No es necesario tener un gran jardín para disfrutar de una deliciosa comida hecha sobre las brasas.

Hay incluso barbacoas de bolsillo, con diseños modernos y futuristas, y barbacoas retro.
En Terramar tenemos barbacoas de gas, barbacoas de carbón y barbacoas de leña, de diferentes tamaños y capacidades, para todos los presupuestos pero sin perder calidad.

Cómo disfrutar de una buena barbacoa

Para que la barbacoa tenga éxito es fundamental tener control sobre el fuego y las brasas. Recuerda que no vas a cocinar sobre las llamas, como una cazuela o un arroz, sino sobre las brasas. Eso hará que la grasa se derrita y aporte ese sabor especial a la carne o el pescado, mientras que los jugos quedan en su interior. También las verduras tienen un sabor diferente cocinadas sobre las brasas.

Para controlar el fuego necesitas saber encenderlo 😉 y tener un combustible de calidad porque estamos buscando un calor más elevado que en otro tipo de fuego para asar en lugar de cocer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *